Los intercambiadores realizan la transferencia de calor mediante convección.

Son equipos con un diseño mucho más compacto, lo que permite un montaje rápido y sencillo.

En un intercambiador, el haz tubular es solidario con el armazón que lo contiene, evitando posibles rupturas como consecuencia de las distintas dilataciones térmicas entre el haz y el armazón mediante la incorporación de compensadores o el curvado de los tubos del haz.

Equipos adecuados para los siguientes casos:

Temperatura de humos no excesivamente alta, del orden de 700-750 ºC. Cuando no se dispone de un canal en el que introducir el haz tubular.

Aplicaciones:

Instalaciones de incineración de disolventes de la industria del automóvil, instalaciones de cogeneración, instalaciones de tratamiento de superficies metálicas y plásticas...
 

Ya soy usuario de Kalfrisa

Introduce tu usuario y contraseña para identificarte en la web.

Contraseña: