Las cámaras de incineración de líquidos de la serie KL han sido desarrolladas para asegurar la destrucción eficaz de mezclas de diferentes procedencias con características muy heterogéneas y cumpliendo las condiciones de funcionamiento exigidas por la normativa vigente.

La eliminación del residuo se lleva a cabo mediante la evaporación inicial del agua y posterior oxidación de los compuestos orgánicos presentes en una cámara donde la temperatura se mantendrá en todo caso por encima de 850 ºC, proporcionando a los gases un tiempo de residencia de 2 segundos desde la última inyección de aire.
En estas condiciones, se consigue una oxidación prácticamente total de los compuestos orgánicos.

La entrada de los residuos líquidos se realiza a través de un sistema de inyección por aire comprimido y una corona de inyección de aire que favorece el proceso de combustión.

Ventajas del refractariado realizado con hormigón en masa:

  • Posee mejor resistencia a dilataciones
  • Posee mejor resistencia al servicio del horno intermitente
  • Posibilita un rápido calentamiento inicial (ya que no existen problemas de dilataciones)
  • Mayor facilidad para realizar la limpieza (ya que no existen grietas ni ranuras)
  • Carece de mantenimiento

Horno modular

Sistema de inyección de líquidos por aire comprimido

 

Ya soy usuario de Kalfrisa

Introduce tu usuario y contraseña para identificarte en la web.

Contraseña: